Advertisement

 

El autoconsumo en este pais parece una fuente inagotable de noticias para todos los que nos dedicamos al aseoramiento técnico y en especial a las cuestiones energéticas, de ahí este nuevo artículo.

El último cambio de gobierno, parece que nos depara agradables sorpresas en este tema, pero para ser justos hay que recordar que alguno de los cambios que ahora se vislumbran han tenido que ser sacados a sangre y fuego a nuestros gobernantes y lobbis energéticos desde la sociedad civil. Esperemos de nuestros nuevos  gobernates decisión y empuje para sacar adelante un autoconsumo digno y que cubra la mayoría de nuestras aspiraciones. Aunque cambie el gobierno hay muchos elementos de presión en nuestro pais que pondrán trabas al autoconsumo.

No debemos dejarnos encandilar por prometedores cantos de sirena y luchar por lo que creemos que debe ser un planeta sostenible y en ello la generación de la energía mediante fuentes renovables es fundamental. 

Las normativas medioambientales de control de gases FCF, Clorofluorocarbonos, los que contribuyen al efecto invernadero, están generando nuevas obligaciones a los titulares de las instalaciones de climatización y a quienes suministran los equipos. La obligación principal radica en que sé debe de acredita que quien instala el equipo de climatización deben de ser una empresa instaladora habilitada ante la administración y además disponer del certificado de manipulación de gases fluorados. Esto se conoce en el mundo de la instalación como Carné RITE, acrónimo de  Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios, y Certificado de Gases.

La instalación de los equipos de climatización como de cualquier otro tipo siempre debe de recaer de la mano de los profesionales habilitados.

Todos recordamos los problemas y sin sabores que nos ocasionó la sintonización de los canales de televisión en nuestras comunidades de vecinos con la liberación del llamado Dividendo Digital. Estamos en puertas de una nueva resintonización de canales de televisión por la aparición del 5G, con el consiguiente gasto, y además, tenemos el problema que están generando las antenas parabólicas individuales. Los problemas de convivencia están servidos en nuestras comunidades.

Facebook