Advertisement

 

Advertisement

Reflexiones desde mi balcón

A estas altura de la película está claro: el COVID-19 lo va a cambiar todo. No será un KIT KAT, más bien será un corte profundo en un melón, que lo dejará dividido en dos partes divergentes y sin conexión: el antes y el después del COVID-19.
¿Se veía venir esta catarsis? Algo, pero no tanto, últimamente en todos los foros empresariales se hacía referencia constantemente al cambio de época, al avance de la digitalización, al avance de los efectos del cambio climático, a la necesidad de organizaciones flexibles y al cambio de paradigma en la relación con los clientes. El empresario, afrontaba el momento convencido de la necesidad de cambio y ejecutando distintos procesos de implementación, que con mayor o menor grado de intensidad y acierto, afectaban directamente a vectores transcendentes de su gestión.Ya se vislumbraba por aquel lejano principio del 2020, (Enero, Febrero) más urgencia en los tiempos y un aterrizaje forzoso pero gradual, de nuevas tecnologías como el 5 G y Blockchain, que aceleraban la transición  de lo más teórico, a lo más real e inmediato.

Pero llegó Marzo, llegó el COVID-19

Y nos dió una lección, la lección de la Inestabilidad, la lección de lo desconocido, la lección de no saber lo que vendrá, la lección que queda resumida en la frase de nuestro admirado Mario Benedetti: "Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, nos cambiaron las preguntas" ¿Y ahora que? ¿El mundo ha cambiado, pero la gestión empresarial no?

Permítanme que desde mi “Balcón” haga cinco humildes reflexiones y un aplauso, sobre algunos conceptos empresariales afectados por esta situación:

1. Beneficio: Buscar la rentabilidad y beneficio, direccionando la empresa hacia el cliente, se sustituirá por el resultado de contestar un interrogante: ¿Qué puedo hacer yo por mejorar la vida de las personas?

2. Inestabilidad: Ya no existe ni el corto, ni el medio, ni el largo plazo, (ni los presupuestos anuales) existe la INESTABILIDAD y "con estas armas habrá que jugar".

3. Innovación: La innovación y la disrupción, no serán términos exclusivos de StartUp y jóvenes trabajando desde garajes, serán herramientas imprescindibles en la gestión diaria y necesariamente permeable entre todos los trabajadores de todo tipo de empresas.

4. Flexibilidad: La resilencia necesaria requiere organigramas capaces de amoldarse a los cambios y ordenados en estructuras horizontales. Se acabaron los departamentos estancos y las disposiciones jerarquizadas. Habrá que ser ágiles para poder crecer en un contexto de cambio constante.

5. Sostenibilidad: Los plazos para afrontar la transición energética se reducen, sustituiremos hablar de “efectos en generaciones venideras”, por  acometemos “un problema interiorizado, visible y que nos afecta a todos como especie”.

Y después de las reflexiones, el APLAUSO: estas visiones, podrán ser  más o menos acertadas y muy subjetivas, el tiempo lo dirá. Pero el post COVID-19, tendrá enfrente una  realidad incontestable: la capacidad de los Empresarios y Autónomos de este país, que con apoyo institucional o sin él, aportando el coraje, serenidad y esfuerzos necesarios, volverán a tener el papel fundamental que les corresponde como los principales creadores de progreso y desarrollo en el  mundo que nos espera. Vaya por ellos mi “APLAUSO” del día, objetivamente merecido.

Mucho ánimo y mucha fuerza.

Un aplauso

Advertisement

Advertisement

Creado por Natxo Ivorra Escribir al autor

Secretario General
APEME

5 Comentarios

Anónimo April 14, 2020

Responder
Gracias NATXO por tu reflexión, muy interesante, confío que caiga en campo abonado y sea fructífera. Ha mucho que cambiar.

Sistemas Electronicos Del Mediterraneo, S.l. comentó: April 14, 2020

Responder
Felicidades y muchas gracias por tu reflexión.

Pepe Rubio comentó: April 14, 2020

Responder
Natxo, interesante reflexión que nos lleva a que en el post COVIP 19 tendremos que sacar lo mejor de cada uno de nosotros mismos para afrontar los nuevos tiempos y como bien dices habrá que aportar el coraje, serenidad y esfuerzo necesario. Ánimo que esta batalla la vamos a ganar.
Saludos. José Rubio

Juanjo Catalán comentó: April 15, 2020

Responder
Un aplauso para tí también Natxo.!!!!
Por la profundidad y dimensión de los temas tratados de una manera tan concisa y precisa. Sin duda has hecho un "scanner" de los retos a resolver aportando ideas para empezar a afrontarlos

Electricidad Abellan, S.l. comentó: April 15, 2020

Responder
Buena reflexión Natxo, gracias a los autónomos y empresas de este país saldremos adelante, por supuesto, NO gracias al Gobierno de España.

Deja un comentario