Advertisement

 

Advertisement

0 Comentarios

Evidentemente el hecho de estar en permanente formación tiene muchas cosas positivas. Nos mantiene activos y al día de las necesidades del mercado y de los nuevos conocimientos que aparecen, pero tiene la pega de que nos puede ocupar mucho tiempo; del cual no siempre disponemos. Seguro que a muchos de vosotros os ha pasado que habéis localizado un curso que os interesa mucho, pero finalmente no habéis podido asistir porque vuestra agenda laboral no lo permitía. Esto sucede principalmente con los tradicionales cursos presenciales.

No obstante, actualmente disponemos de tecnologías y medios de comunicación que nos permiten realizar los cursos a distancias de forma muy ágil y sin las carencias del pasado, son los llamados cursos "online" o "e-learning".

La formación "online" es una buena alternativa a la formación presencial tradicional.

Esta formación presenta ventajas sobre la formación presencial tradicional. La principal o la que se percibe con mayor facilidad es la libertad de horarios que ofrece. En un curso tradicional tenemos unas fechas y horarios cerrados que hay que cumplir, obligándonos a desplazar al lugar donde se imparte el curso. En cambio, la formación "online" nos permite asistir y avanzar en cursos desde cualquier lugar y hora (salvo aquellas sesiones que se realicen presencialmente, en un lugar concreto o vía tutorías a distancia) .

Las ventajas que cabe resaltar:

1. Libertad de horarios
Es la diferencia más obvia frente a los cursos tradicionales. Al tratarse de una formación disponible en red, los alumnos disponen de una mayor flexibilidad horaria. Esta característica resulta muy importante para quienes se encuentra trabajando y no puede adaptarse a los horarios cerrados de una formación presencial.

2. Elevada accesibilidad
Los contenidos y recursos disponibles en un curso "online" están siempre accesibles y disponibles. En un curso presencial una vez se acaba la clase ya no se puede interactuar con el entorno formativo. En cambio, en la formación "on line" se puede acceder a todo el material didáctico, así como a foros de resolución de dudas, foros de comunicación con otros alumnos o profesores, etc.

3. Seguimiento personalizado
Esta es seguramente la ventaja menos obvia de la formación "online", pero no por ello menos cierta. En un curso presencial el/la profesor/a explica los contenidos dirigiéndose al global de los alumnos. Evidentemente podrá responder a respuestas particulares de cada alumno, pero es incapaz (porque no dispone de los medios) de realizar un seguimiento individualizado del avance de cada alumno.

En cambio, en la formación "online", al realizarse por medios informáticos, se generan registros individuales para cada acceso de cada alumno, lo que permiten a los profesores disponer de una imagen muy clara del camino que está siguiendo cada alumno, sus dudas, inquietudes y puntos fuertes.

Esto redunda al final en una mayor calidad de la formación.

4. Ahorro económico
Al evitar costes asociados con desplazamientos al centro de formación, el alumno ahorra no sólo en tiempo sino también dinero. Además algunos cursos (por su duración o lugar en el que se imparte) implican tener que afrontar gastos adicionales, como alojamiento y comidas. Además del ahorro económico que supone el no desplazamiento del alumno, los cursos de formación "on line" ofrecen precios mas competitivos en relación con sus homólogos presenciales.

Es más económica la formación "online" que la presencial.

5. Mayor disponibilidad de medios formativos
Las plataformas de formación "online" permiten aglutinar distintos medios y soportes formativos: vídeos, video-conferencias grabadas o en "streaming"(retransmisión), libros, presentaciones de diapositivas, audios, juegos, documentos complementarios imprimibles.... Esta mayor diversidad y disponibilidad de medios facilita la comprensión de los contenidos. Existen estudios que concluyen que el aprendizaje se ve favorecido por un aumento de las vías de entrada del conocimiento.

6. Mayor interacción alumno-profesor y entre alumnos
Al realizarse un seguimiento individualizado de cada alumno, la interacción que se puede obtener con el profesorado es mayor que la que se pueda tener con una formación presencial. Esta relación se puede establecer por diversos medios: foros internos de la plataforma de formación, mensajería interna, chats, videoconferencia...

7. Actualización de materiales
Al estar todos los documentos en formato digital resulta mucho más sencilla y ágil su actualización. En un curso presencial se hace entrega de una cierta documentación y esa es toda la que va a haber. En cambio, en formación "on line" los materiales pueden ser actualizados y ampliados de una forma mucho más dinámica, con lo que se puede ampliar la información que cada alumno precisa. Esta tarea puede ser incluso realizada por los propios alumnos.

8. Menor impacto ambiental
El evitar desplazamientos, impresión de documentos, alquileres de salas de conferencias, etc, redunda en un menor impacto ambiental si comparamos la formación "online" con la formación tradicional.

En resumen: la formación online no es una formación de segundo nivel, es una formación de calidad y presenta múltiples ventajas para quienes se encuentran en el entorno laboral ya que facilita además la comunicación y relación entre diferentes profesionales con intereses comunes.

Las plataformas que se utilizan suelen ser muy intuitivas, con lo que uno rápidamente se adapta a su manejo.

Desde APEME nos preocupamos en seleccionar aquellos cursos que nos merecen las mejores garantías y prestaciones, tanto técnicas, como operativas para nuestro sector. En breve os presentaremos en esta modalidad el curso: "Introducción a la Medida y Verificación de la Eficiencia" que permite conocer técnicas para determinar si realmente se han producido ahorro de coste energético y cuales han sido.  Justicando los ahorros generados se evita perdida de tiempo y discusiones con el cliente.

Advertisement

Advertisement

Creado por Juan Miró Escribir al autor

Asesor Técnico APEME. Ingeniero Tec. en Electricidad. Asesor Energético.

Deja un comentario