Advertisement

 

Advertisement

En tanto que algo no está al alcance y disponible para los usuarios no puede decirse que sirva para mucho. La domótica, como toda revolución tecnológica, ha pasado las fases de escasez de fabricantes, de diseñadores, precios excesivos, etc... pero sin duda forma parte ya de los sistemas fiables y deseables para toda instalación de mediana complejidad. Entre los profesionales y prescriptores de domótica están los profesionales de las instalaciones: algunos se especializaron en el diseño y programación, otros en su instalación e implementación, otros ofrecen un servicio integral. De cualquiera de estas formas sigue siendo un reto ofrecer un producto fiable, y duradero que aporte las funcionalidades y posibilidades del momento y que pueda integrar las nuevas que surjan.  

La primera pregunta que nos tenemos que plantear es :

¿Qué sistema domótico conviene instalar ?

Estamos hablando del control, funcionalidad, y optimización de las instalaciones y sistemas de una vivienda, no solo de poner las persianas motorizadas, o poder encender las luces con un mando a distancia, por lo tanto hablamos de algo que debe durar mucho.

Por ello es fundamental que:

  • Que disponga de productos y servicio de mantenimiento garantizado de 20, 30...50 años, o más
  • Que sea capaz de adecuarse a las evoluciones tecnológicas.

Cuando hablo de sistema me refiero al "protocolo de comunicación" que los distintos elementos y equipos de la vivienda van a usar para comunicarse, e interactuar con el usuario. Si esto no cumple las dos condiciones anteriores es muy probable que en algún momento nos arrepintamos de nuestra elección.

La respuesta parece clara, tenemos que apostar por protocolos de comunicación abiertos y estandarizados y huir de los específicos de fabricantes, los denominados protocolos propietarios. El porqué de esta respuesta es sencilla: "en el momento actual ¿qué fabricante o familia de este fabricante puede garantizar que mantendrá su sistema, o incluso si existirá, dentro de 10 o 12 años?". En los próximos años nuestro cliente, puede tener más necesidades de las inicialmente previstas y esto puede suponer una ampliación del sistema con necesidad de material adicional. Dado que la vivienda es mas duradera que la vida de las instalaciones que la componen, es importante que la instalación domótica no quede obsoleta y evolucione con las tecnologías y las necesidades de funcionalidad, confort, y eficiencia que se le requieren.

Existen varios tipos de sistemas en función de lo que se pretenda y del momento constructivo de la vivienda. Voy a mencionar dos tipos:

En viviendas construidas: Zwave es un sistema domótico de reciente implantación, está en fase de expansión y es muy interesante

zware

Logotipo Zware

Utiliza tecnología inalámbrica con bajo consumo de energía. Evita así las molestas obras que supondrían el cableado del bus de datos. Es una tecnología fiable y segura para el control domótico de las viviendas y como todo precisa de su aprendizaje aunque es muy sencillo.

En viviendas en fase de construcción o rehabilitación integral: KNX Es un estándar domótico europeo muy implantado en el sector residencial, Es algo mas complejo que la anterior, pero sus prestaciones son prácticamente ilimitadas.  Este sistema funciona mediante un bus de datos por cable de par trenzado, por lo que resulta más engorrosa su implementación en las instalaciones existentes. 

knx
Logotipo KNX

Más de 150 fabricantes desarrollan sus productos con este protocolo de comunicación, prácticamente existen interfaces de comunicación con los principales sistemas  de climatización, control, medición, etc... y, lo que es aun más importante, hay una extensa red de profesionales que dan cobertura técnica a los sistemas KNX.

 

¿Por qué instalar estos sistemas de domótica en la vivienda?

Nuestro modo de vida, los usos y costumbres están cambiado mucho, y difieren sensiblemente de la de nuestros padres y abuelos. La instalación eléctrica en nuestras viviendas debe de evolucionar para cubrir las necesidades de quienes las habitan, y  eso en definitiva es la domótica, la evolución de la instalación eléctrica. Esto permite que el usuario esté conectado a su hogar para lo que precise: dar ordenes, recibir avisos, visualizar el interior, conocer que ocurre en su casa, o adecuar los consumos energéticos de forma óptima.

En los momentos en que la energía empieza  a ser un bien escaso y de elevado precio los elementos que permiten incorporar ahorros y racionalidad en su uso son demandados casi exigidos por los usuarios cuando los conocen.  La sostenibilidad, la eficiencia, la economía baja en carbono y la concienciación medioambiental son conceptos esenciales de este siglo XXI que auguran un importante desarrollo de los sistemas domóticos.

Si comparamos un coche con una vivienda podemos ver las posibilidades tecnológicas existentes, y muchas de ellas están todavía pendientes de ser incorporadas a las viviendas, y como dicen los mayores “ y lo que nos queda por ver,..".

Algunas cosas sencillas que la domótica puede hacer por nuestra comodidad pero también por el ahorro y eficacia:.

§  Iluminación: No solo la accionamos con interruptores y llave físicas, también se pueden programar o regular si por ejemplo hay suficiente luz natural, o actuar sobre ella  a distancia a voluntad

§  Climatización: El uso de los modernos y eficientes equipos dan posibilidades de control y comunicación a distancia, lo que permite aplicar técnicas de gestión energética, con el consiguiente ahorro, como: adelantar la entrada de la calefacción sí el día ha sido más frío de lo normal o retrasarla si la temperatura es superior a la habitual como está ocurriendo esté invierno.

Pero junto a estos elementos se pueden añadir otros:

§  Accesos, Seguridad y Alarmas técnicas: Con los nuevos porteros y videoporteros, podemos conocer quien está llamado a casa sin estar en ella y  contestar como si estuviéramos. La motorización de persianas, la automatización de riego o la depuración de la piscina, junto a la integración de sistemas de vídeo vigilancia, sensores y detectores de fugas de agua, humos, gas, incendios… son servicios cada vez más demandados en el hogar digital.

§  Autoconsumo, Vehículo Eléctrico: La incorporación de la generación de energía eléctrica por fuente renovable está ya presente en algunos hogares, aunque nuestro gobierno se empeña en poner puertas al campo. Las posibilidades de interacción entre la generación, la acumulación de energía y el consumo son evidentes. El desarrollo imparable del vehículo eléctrico y su necesidad de recarga a bajo coste apoya mas la necesidad de incorporar la domótica a nuestra instalación eléctrica.

En todo esto existe un elemento importantísimo para permitir que se implante todo lo  expuesto, y es la VISUALIZACIÓN, o el interface de usuario. El acceso a todos los sistemas de la vivienda  se puede realiza de manera sencilla, ágil e intuitiva desde nuestro smartphon, tablet o dispositivo móvil.


Imagen de la web de Domodesk

 

El sistema domótico tiene que permitir que todos los sistemas de la vivienda se integren y que el usuario deba de intervenir solo cuando lo desee.

El manejo de la instalación debe de ser sencillo no se trata de complicar la gestión del hogar sino que la domótica respete los hábitos de vida de sus integrantes y que siempre puedan prevalecer su voluntad frente a cualquier programación.

La integración domótica en el hogar ya no es ninguna entelequia: En reformas puede incluso ser más económica que una instalación convencional, en instalaciones complejas donde el confort, control y eficiencia son cada vez más exigidos resulta imprescindible adoptar un sistema domótico.

La cuestión a veces puede ser compleja por no saber siquiera a quien consultar, o quién puede evaluar nuestras necesidades, orientarnos, y valorar las propuestas: Arquitectos, aparejadores, ingenieros, decoradores,... todos pueden tener nociones de domótica, puede optarse incluso por un especialista en diseño, y uqe este dirija la instalación, pero sin duda, el éxito final, está en la perfecta integración entre un buen diseño y una eficiente instalación. Los mismos problemas de comunicación entre protocolos que comentábamos par ala domótica, pueden tener el integrador con el instalador, y más aun si cabe en este tip de instalaciones complejas donde los errores de diseño o instalacion suelen pagarse muy caros.

El perfil de contratista ideal para estos trabajos son sin duda alguno nuestros profesionales de domótica diseñadores-instaldores que asumen la responsabilidad completa del proyecto y responden con garantías objetivas. Desde APEME animo a nuestros profesionales y clientes finales a compartir sus casos de éxito para que se sepa rotundamente que los proyectos demóticos los hacemos viables y confiables nuestro gremio de profesionales.

 

Advertisement

Advertisement

Creado por Juan Miró Escribir al autor

Asesor Técnico APEME. Ingeniero Tec. en Electricidad. Asesor Energético.

2 Comentarios

DENALEC March 10, 2016

Responder
Muy buena exposición de este tema. En mi opinión la domótica es casi una necesidad.

DENALEC March 10, 2016

Responder
Muy buena exposición de este tema. En mi opinión la domótica es casi una necesidad.

Deja un comentario