Advertisement

 

Advertisement

0 Comentarios

La situación.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) es el organismo público independiente del Gobierno y sometido al control parlamentario, que garantiza la libre competencia y regula los mercados para proteger a los consumidores ( Ver vídeo sobre la CNMC de 3 minutos). Recientemente en  "Ya es posible verificar tu mejor precio....." , informábamos, sobre la herramienta de simulación de facturas eléctricas por horas que la CNMC nos ofrece, y que nos llevó a realizar unas charlas para nuestros asociados a fin de ponerlos al día y que puedan asesorar a sus clientes.

Este organismo elabora periódicamente encuestas entre los ciudadanos y las recoge en el denominado Panel de Hogares CNMC. El último Panel del sector energético se publicó el 13 de noviembre de 2015, con los datos del segundo trimestre de 2015. Está encuesta se realizo en 3.929 hogares y alcanzo a 7.979 individuos, 

Al analizar sus resultados parece que a nadie le importa que se paga por el recibo de la luz, ya que no importan los datos que se reflejan ene él. 

Panel de HogaresFuente: CNMC.

Veamos los resultados:

  • Uno de cada cuatro hogares, el 25 %, desconoce cuál es su potencia contratada.
    Potencias contratadasRecordemos que este concepto es uno de los de mayor peso en la factura eléctrica.El que coloquialmente definimos como "el mínimo de la factura".
  • La misma cantidad de hogares, el 25%, tiene menos de 4 kW de potencia contratada. 
  • Siete de cada 20 hogares,un 38%, dispone de una potencia contratada entre 4 y 6 kW.La potencia media en los hogares españoles es de 4,64 kW.
  • Uno de cada 20 hogares, un 5,6%,tiene una potencia entre 7 y 10 kW. 
  • Uno de cada 25 hogares dispone de más de 10 kW.

    En el diagrama de la derecha podemos ver estos resultados. 

El avance tecnológico hace posible que la limitación de la potencia contratada pueda hacerse kW a kW.Sin embargo la legislación actual establece una serie de potencias normalizadas en base a unos elementos de control, los ICP, que deben dejar de existir en 2018 con la implantación total de los contadores de telegestión. Esta cuestión es uno de los caballos de batalla que tendrá que afrontar esta Comisión, a medida que el parque de contadores de telegestión sea más numeroso y que la formación de los ususarios sea mayor. Tengamos en cuenta que si no exigimos no conseguiremos nada. No se concibe en la sociedad actual que tengamos que pagar mas potencia de la que realmente necesitamos y esto está ocurriendo con los actuales sistemas de control de potencia y por tanto teneremos que lograrar cambiarlos. 

Otros datos destacables de estas estadísticas: 

  • El gasto promedio de la factura eléctrica en el hogar es de 56,3 € al mes.
  • El 77 % de los hogares no disponen de discriminación horaria y el 15,2% no sabe si la tienen contratada o no. 
  • En cuanto al equipamiento eléctrico en los hogares observamos que: 
    El 42,8% de las viviendas cuenta con aire acondicionado. 
    El 57,3% disponen de cocina de vitrocerámica o de placas de inducción frente al 36,9% que dispone de con cocina de gas (36,9%)
  •  El conocimiento sobre el funcionamiento del mercado eléctrico  es desastrosos: más de la mitad de los hogares no conocen las diferencias entre empresa comercializadora y distribuidora de energía eléctrica y el ochenta por ciento de los  hogares no distinguen entre mercado libre y mercado regulado.

El problema

Resumidamente, de estos últimos datos se ven dos graves problemas: 

  • Más de la mitad de los usuarios domésticos no saben leer e interpretar su factura eléctrica y la gran mayoría,
  • Casi el 90% de la población, desconocen las posibilidades de ahorro, tanto de energía (Kwh) como en costes (€), que presenta el mercado eléctrico por lo que es imposible que puedan adoptar alguna. 

No parece que la solución sea más y más información en Internet, ni en los boletines oficiales... tampoco parece que vaya a venir de la mano de nuestros legisladores que se empeñan a cada momento en modificarnos la factura, los precios, los nombres, las competencias.. más que la reforma del sector eléctrico, parece que se esté llevando a cabo un cambio constante y sostenido, de modo que nunca conseguimos saber donde estamos... algo así como si en el supermercado pillases un producto de la estantería, y cuando llegas a caja se le ha cambiado, el color, la forma, el precio, y hasta el nombre...  

Los más de 26 millones de contratos domésticos, no son negocio para las grandes consultoras energéticas, y las compañías que les venden energía no están dispuestas a reducir su facturación para beneficiar al usuario final sin obtener nada a cambio. A nuestro gobierno gobierno le pasan las dos cosas, no parece tener medios económicos, y necesita que se recaude cuanto más mejor a esta masa de consumidores poco exigentes.

Nuestra solución

Muchos de los profesionales APEME, se han estado formando y especializando como gestores energéticos a fin de ofrecer sus servicios de asesoramiento a sus clientes, y están dispuestos a que éstos e ahorren cuanto puedan optimizando su potencia contratada.

Como usuarios, o clientes, no estamos acostumbrados a pedir este tipo de servicio, ya que venimos de tener todos los servicios absolutamente tutelados por el Estado. Con la apertura al mercado libre de la energía, hemos quedado "desamparados" y excesivamente expuestos, por lo que hemos de aprender a informarnos y luchar por nuestros interés, o seguiremos quejándonos de pagar demasiado sin acometer las soluciones que nos ofrecen.

Mientras tanto, a nuestros gobernantes sólo podemos rogarles que no nos lo líen más. 

 

 

Advertisement

Advertisement

Creado por Juan Miró Escribir al autor

Asesor Técnico APEME. Ingeniero Tec. en Electricidad. Asesor Energético.

Deja un comentario